ponele que me fui

de todas las teclas del teclado no sé por cuál empezar. 12 meses esperando poder decir Me fui y ahora que me fui no sé cómo decirlo. así que arranco con la G, sigo con la R, después la A, la C, la I, la A de nuevo y la S. gracias es una de las palabras que más usé estos últimos tiempos. y si bien no suena tan linda como palangana, igual merece ir primera. cuestión que el shamrock se encuentra amarrado en el puerto deportivo de colonia, república oriental del uruguay. zarpamos el sábado desde san isidro después de una emotiva, qué digo emotiva, inolvidable despedida. a bordo venían edu, gonzalo, fede y mi primo nacho, uno de los pilares de esta locura –tanto que hasta tiene mail de @proyectoshamrock.com.ar y todo – en tierra se quedaron la familia, más amigos y una sensación de que nada es imposible (Adidas, llamen cuando quieran). en el río nos esperaban el Malena II y el Laura, con los que navegamos juntos hasta cruzar el canal mitre. [View photos!] llegamos a colonia de noche, con una luna pintada a mano del tamaño de un planeta. y justo cuando estábamos por entrar a puerto; fuegos artificiales. capaz que eran de un desfile, capaz que eran de algún acto, pero los 5 nos miramos como diciendo Pero che, no hacía falta. amarramos al muelle y salimos a comer. colonia nos trató como siempre, increíblemente bien. al día siguiente el shamrock volvió a buenos aires para desembarcar a sus tripulantes. me daba no sé qué mandarlos en buquebús. y me daba más no se qué que se vayan, así que aproveché y los llevé eu. el martes volví nuevamente a colonia, esta vez más solo que kung fu. y fue un cruce no digo bueno, la palabra es mágicamente placentero. sí, placentero. [View photos!] hasta me dormí una siesta. de la navegación se ocupó el enano, el timón de viento que me hizo enrique celesia (el más grande navegante argentino vivo). pero no todas fueron rosas, también hubo un cardo. me estaba sacando una foto con el sombrero de paja y aparece uno de esos vientos ideales para volar sombreros, especialmente de paja. el sombrero terminó en el río, flotando a la deriva. inmediatamente empecé la maniobra para rescatarlo, mientras una frase me taladraba la cabeza: “yo sabía que había que ponerle una cintita”. cuando llegué a donde estaba, le pasé por encima y lo hundí. 78 horas me duró el sombrero. una libélula vive más que eso. es triste la vida del sombrero de paja. saqué fuerzas de donde pude y seguí viaje, esta vez más solo que kung fu en el día de la madre. ahora el shamrock está otra vez en colonia y en unos días zarpará rumbo a arroyo rosario, un lugar tan lindo como desolado, a mitad de camino de montevideo. pienso quedarme ahí unos días, ordenando un poco el barco y aprendiendo a olvidar a mi valiente sombrero de paja.

10 comentarios :

  1. negro, que pena me da enterarme del triste final del sombrero de paja, pero por lo menos tuvo un final mas que digno, era eso o terminar en el ceamse, no se, yo elijo el rio. lo positivo es que de donde vino ese todavia hay un par de voluntarios que quieren conocer brasil. banca unos meses y en el verano viajamos los tres. por otro lado queria decirte que las gracias son reciprocas, por los momentos teachers increibles que pasamos flotando en cualquier parte. te mando un abrazo grande y anda eliginedo playitas... me mando a hacer tarjetas?

    ResponderEliminar
  2. que sigas teniendo buenas navegadas, que disfrutes en cada puerto lo mejor, que veas cosas que te enriquezcan, que te lleguen grandes revelaciones y veas magníficos detalles, que disfrutes mucho mucho mucho, que no lo putees tanto al shamrock, que pierdas miles de sombreros y nos regales tantas sonrisas
    sos un grande y te voy a extrañar mucho
    N

    ResponderEliminar
  3. Dale flaco no pierdas el tiempo en puertos que te cobran mucha$. Raja al norte, que hay se vive bien orzaaa

    ResponderEliminar
  4. Hola colega! Acabamos de descubrir tu página! Muy interesante tu proyecto, nosotros estamos por hacer lo mismo! Si tenes tiempo en alguna de tus recaladas visitá nuestra página: http://nomadev.blogspot.com/2007/09/inicio.html
    Estaría bueno estar en contacto.
    Salud y buenos vientos!

    ResponderEliminar
  5. bueno hernan q te puedo decir??
    te fuiste, despues de tantas idas y vueltas, arrncaste de una vez. a ver qué me traes de brasil, arena noo!!!jajaj
    a pesar de no demostarlo, te voy a extrañar mucho!! va, no tanto.je
    solo te pido que para esa vuelta lejana vuelvas entero!!
    sin mas, disfrutalo mucho...
    salu2! tu hno...

    Tomás Pra.

    ResponderEliminar
  6. hermanito!! no sabés lo felíz que me hace saber q finalmente emprendiste tu sueño, te deseo lo mejor en esta esperada etapa, que la disfrutes y aproveches cada momento dps de tanto trabajo.... sisi porque llegó la hora de disfrutar o x lo menos ya terminaste de lijar, pintar, enmasillar, armar y desarmar...
    Te mando muuuuuuchos besos y quedo a la espera de novedadesssss

    PS: una pena lo del sombrero de paja! raro q no te lo haya advertido la pava, media pila para la pava!

    ResponderEliminar
  7. se me ocurre q la pava maneja los vientos y corrientes oceánicas, en el río capaz esté un poco desorientada.

    ResponderEliminar
  8. hola morocho!me alegro que estes bien y que hayas empezado a cumplir tu sueño, o aventura o como lo sientas!!espero tener mas noticias tuyas y sacale muchas fotos a la luna de mi parte!besos!
    PD me debes los fideos!

    ResponderEliminar
  9. Orte querido! El sombrero fue como la pelota Wilson de Tom Hanks en Náufrago! Sólo que el Shamrock es más cómodo que la balsa del muchacho. Estamos siguiendo tu travesía desde la net! Colgate algún videito en Youtube!
    Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  10. pablo/aio7/11/07 23:22

    que bueno que pudiste sacarle una foto al sombrero antes de que se baje del shamrock!!!

    abrazo grande!!

    ResponderEliminar