san eolo

viernes 16/11. 1730 hs. les digo chau a angelito y primavera, dos personas que me hicieron creer que estaba en casa. en estas dos semanas que estuve terminando de poner a punto el barco tuve tiempo para reflexionar, y llegué a la conclusión de que el día que tenga un hijo se va a llamar Fibra de Vidrio. las 75 millas que me separan de montevideo parece que las voy a hacer rápido, porque según los pronósticos va a soplar buen viento y a favor. no hace ni un mes que salí de buenos aires y ya me di cuenta que la pifié feo con las provisiones. tengo salsa de soja para rato y qué corto me quedé con las galletitas dulces. sé que no es lo mismo quedarse sin galletitas dulces que quedarse sin bengalas, pero para acompañar un café con leche yo prefiero unas galletitas dulces. a los 14-16 nudos que decían los pronósticos tengo que sumarle el IVA, el CER y el riesgo país. si por acá hubiera vacas habría llegado el día que las vacas vuelen. la cosa no está como para preparar un lomo al strogonoff, así que me tomo una sopa quick. como me quedo con hambre me tomo 3 más. el plan original era despertarme cada 40 minutos para chequear que esté todo bien, pero cada 40 minutos lo único que hago es recordar lo rico que son los fideos con tuco y hasta sin tuco. a las 0900 el viento calma, pero quedan olas como para surfear hasta tucumán. a las 1300 la prefectura uruguaya anucia por vhf que va a haber vientos fuerza 8 (34-40 nudos), chaparrones y tormentas [view photos!]. tiene que haber un error, si todos los pronósticos decían que para la tarde iba a estar tranqui. una hora más tarde el color del cielo combina mejor con lo que dijo la prefectura que con mis pronósticos. a las 1430 vuelven a dar el alerta. atrás caen rayos en el horizonte. pienso que la imagen debe de ser de lo más pintoresca si uno estuviera en un balcón. la visibilidad no es muy buena. según el gps y la carta estoy yendo hacia el puerto, pero con los binoculares no veo ninguna baliza, ni mástiles ni mucho menos un cartel luminoso que dijera ACÁ ESTÁ EL PUERTO. BIENVENIDO BURRO. en eso pasa el único velero que hay en la zona además del mío, y les pregunto por el club como quien pregunta por la calle ayacucho. obviamente el gps y la carta tenían razón. los del otro velero se van derechito hacia la tormenta como si se fueran de picnic. un rato más tarde creo ver la escollera y los mástiles. qué ganas de ser optimista tiene uno cuando la cosa no pinta bien. sí, es el club. a las 1800 amarro en el yacht club uruguayo y me voy a dormir. a las 2100 me despiertan los vientos fuerza 8, los chaparrones y las tormentas. :)

1 comentario :

  1. Llego hasta acá a través de un amigo, otro de esos que gusta de colgarse de los cerros, domar olas en solitario o acompañado, dormirse contando puntos blancos, que para eso está la noche y las ganas de no ser nadie más que otro punto.
    Llegué y me leí la historia de un tirón. 10 minutos para darme cuenta que en este momento, usted es uno de las personas que más envidio en este planeta. Y no solo por tener un barco, por escribir tan "to the point" y, a la vez, dejar una sonrisa estampada. No, no lo envidio por eso.
    Quizá sea el día, justo hoy que todo parece más vacío y aturdido que de costumbre. Quizá sea eso. Pero veo sus fotos, leo sus letras y el viento ya me empieza a pegar en la cara. Y la sal entre los dedos son mejor futuro que un cerebro de laptop, vendiendo fuegos artificiales para marcas inexistentes.
    Lo sigo de cerca.

    ResponderEliminar