ahora somos una familia

una vez un señor llamado francisco piria fundó una ciudad y le puso piriápolis. primero tendría que venir las parte en que soy millonario, pero qué loco sería vivir en burrolandia. y pedir una pizza y que te la manden a hernán prado al 1200. este lugar me hace acordar a mar del plata de la década del ´50. (los cocodrilos me hacen acordar a los dinosaurios y tampoco viví en la era mesozoica.) la rambla, los cerros, el argentino hotel, todo respira nostalgia. la ciudad ya la conocía de cuando entramos con enrique celesia, el más grande navegante argentino vivo que además de estar armando un barco para dar la vuelta al mundo por la ruta donde nadie quiere dar la vuelta al mundo, lleva y trae barcos a cualquier parte del planeta como quien va al blockbuster a devolver una película. esa vez veníamos de río grande, brasil, rumbo a necochea, argentina, a bordo del Adagio, un barco del tamaño del shamrock + 6 canchas de fútbol, y en esa época del año donde los pingüinos se arrepienten de no haber nacido tucanes [view photos!]. ahora el panorama cambió un poquito, estoy tirado en la playa lo más pancho, mirando un río que no es río pero tampoco es mar ni viceversa. al lado hay unas chicas jugando al voley. una dice Cuidado, que le vas a pegar al chico. otra corrige: No es un chico, es un señor. no no, soy un chico eh, ando en monopatín, tengo pesadillas, me río de janeiro, soy un chico, soy un chico. malditas canas. un mensaje de texto de susana, la chica de miguel, me avisa que una bolsa de granola me está esperando en la terminal. me siento raro. he ido a una terminal a buscar a algún amigo, pero es la primera vez que voy a recibir a una bolsa de granola. ¿qué hago? ¿la abrazo y le digo Tanto tiempo? susana cocina mejor que bin laden haciendo de malo. cuando me dijo que me iba a mandar granola por encomienda pensé que me estaba cachando. santos pasteles, qué buena que está esta granola. yo venía comiendo unas de origen italiano que en la caja tenían un paisaje alpino, o sea, un paisaje alpino, esos la tienen clara, todo el día con los cabritos y la leche, pero qué va, me tuve que poner límites porque me la bajaba en una tarde. en piriápolis tuve la suerte de conocer a los chicos del Repique, un velero que venía volviendo de punta del este hacia buenos aires. también conocí el café repique, un brebaje que prepararon a bordo que va camino a figurar entre los mejores algo del mundo. y aprendí un truco para sacar el corcho del fondo de una botella vacía sin romperla, con el que pienso pagar mi isla en la polinesia. cuando se iban, me deleitaron con una frase memorable que a esta altura ya debe tener forma de cuadrito en el mamparo del Repique. juntos subimos al cerro san antonio, que tiene una vista digna de la palabra panorámica. y cuando bajamos lo vi, ahí, al costado del camino, bastante sucio, con olor a abandonado y con la mirada más tierna que vi en un perro. se llama washington, es de peluche y es el nuevo tripulante del shamrock. esa misma noche se cruzó con popeye, que le batió la posta de cada puerto de acá hasta mozambique. washington lo escuchaba atento, con la mirada más tierna que vi en un perro [view photos!].

7 comentarios :

  1. Sin palabras, me hiciste emocionar tonto! Abrazo

    German

    ResponderEliminar
  2. Pero corazón, si ese efecto causó la granola, no quiero saber cuando te mande un lemon pie, jajaja. Buen provecho, que la disfrutes ...... y avisá cuando se termine. Ya se de qué puedo vivir en mi año sabático. Un abrazo, nos vemos en otra escapada al este.

    ResponderEliminar
  3. me alegro uqe se amplíe la flia...
    igual yo cuidaría la granola, no como el tío rico con sus amarrocadas monedas, si no como el pato donald con sus sobrinos.

    no sé porq pero washington para mi que viene famélico. a veces una cara tierna esconde cualquier intención, si no preguntale a caperucita roja, a blancanieves, y ya q estamos, a popeye. tendrá todavía su espinaca?

    ResponderEliminar
  4. me emocionaste mas que el milan,
    va en realidad lo mismo,
    mentira "aguante el milan".
    Me alegro que siga todo bien, un fuerte abrazo.-

    ResponderEliminar
  5. Burroooooou!
    que haces querido,
    bien ahí con el blog siempre arriba,
    me enteré lo del barcazo ese rojo tremendo!
    felicitaciones, y suerte por el caribe.
    Me alegro que día a día te aparezca algo mas divertido y emocionante para hacer,
    señal de que vas por buen camino.

    Abrazo

    Juan

    ResponderEliminar
  6. Holaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa!!!!!! Me alegra saber que sigue todo bien y espero que así siga! Coincido con todos: la verdad que me hacés reir muchisimo y está bárbaro como lográs transmitir las sensaciones de los lugares y las personas que estás conociendo. Te mando un besote A-norme, te quiero muuuuucho

    ResponderEliminar
  7. Me enteré lo de Martín. Y me pone MUY contento.

    Lo conozco personalmente, sin dudas está entre las tres mejores personas que conocí en mi vida. Vas a aprender mucho de él.

    Un gran abrazo. Y me pone muy contento en serio aunque no te conozca.

    Saludos,

    NiCo =)

    ResponderEliminar