hay olor a washington

los últimos 2 ó 3 días estuve una hora cuarenta atrasado. soy un tipo con suerte, si fuera jugador de fútbol me habría perdido un partido completo. es que no me di cuenta; no tengo turnos con el dentista ni muchas reuniones últimamente. el resto del mundo tampoco, dicen que es por la crisis. de todos modos tendría que haber sospechado que algo no andaba bien después de devorarme un plato repleto de mostacholis a las once y media de la mañana. recién ayer a la tarde, mientras tomaba el té con la hora de la isla de pascua, supe que mi reloj se estaba quedando sin pilas. fue gracias al grito de una niñera, al ver que eran las ¡SETE E MEIA! y los purretes seguían en la calle. las pilas van y vienen, lo que realmente importa es que de a poco empiezo a entender el portugués. y hablando de portugués, la otra vez fui a ver un jogo bonito. aunque bonito bonito no fue, según lo que me contaron terminó 1 a 0. fue la primera vez que sentí indiferencia adentro de una cancha de fútbol. al no simpatizar por ninguno de los dos equipos, viví el partido con la misma pasión que un hincha de ajedrez. también estuve en porto alegre, una ciudad tan linda que me dieron ganas de volver. capaz mañana. saqué algunas fotos pero salieron con grano, no sé qué apreté [view grainy photos!]. el motivo del viaje fue una invitación de la familia baptista para festejar el 80° aniversario de la reina madre. la nona, de 80 años no tenía nada. en medio de la fiesta apareció en la pista con un pañuelo en el rostro bailando música árabe. genia total. yo por mi parte me comí tantos bombones de dulce de leche que ahora tengo el colesterol de un pueblo entero. y si bien la pasé de maravilla, se confirmaron mis sospechas. los baptista me están engordando para navidad.

1 comentario :

  1. Tira el reloj a la sentina!!! Olvidate de cronometrar el tiempo y conectate con el ciclo del día... Disfruta!!!!!! besos y es bueno saber que seguis disfrutando del Shamrock.. Silvia

    ResponderEliminar