qué bochinche

hay una isla en el caribe en donde cualquiera que la pise no sale sin haber pecado. ya antes de bajar del avión hay una manada de locos que, aprovechando que aquí también la pista da a la playa, te están esperando en la orilla para ponerse detrás de la turbina y que los tumbe la onda expansiva. los carteles que pusieron para advertir los serios daños que esto puede causar, incluyendo la muerte, ahora sirven para sacarse fotos [view photos!]. bienvenidos a sint maarten. o a saint martin. la isla tiene dos nombres porque tiene dos banderas. los bares, las discos, los casinos, las sonrisas, están en la parte holandesa. del lado francés hay un montón de panaderías boutique. nosotros, valga la redundancia, nos quedamos con holanda. un dato curioso es que no hay próceres. se ve que a la hora de independizarse los isleños le pegaron un tubazo a los colonizadores preguntando ¿che todo bien si somos libres? y del otro lado les dijeron bueno, dale. a falta de batallas los héroes de las plazas no son guerreros con espada y a caballo sino choferes de autobus y policías de tránsito. te lo juro. volviendo a lo del baile del avión, tengo que confesar que yo también probé. primero tomé la precaución de esperar un par de veces, y al ver que no se moría ninguno me mandé. y está bueno eh. es como si te pusieras detrás de la turbina de un avión que está aterrizando en la playa. tragás como 3 kilos de arena pero la pasás muy bien. casi tan bien como en el soggy dollar bar. ése es el eje del mal. desde los apoyavasos te lo aclaran por las dudas: IS NOT A FAMILY BAR. cinco minutos más tarde ni el apoyavasos ni la aclaración hacen falta. en ciertos momentos de la noche se activa una ducha que moja a la parte más activa de la pista. para joder, nomás. yo cuando la vi me puse a chapotear de lo más contento hasta que una vocecita dentro mío me dijo ¿vos no habías traído la cámara? será posible. esta es la cuarta o la quinta, ya no sé. tal vez se hubiera salvado sino fuera porque nahir, en un estado inimputable, empezó a sacar fotos al grito de Pero si anda, anda. si buscás algo más tranqui probá con jimbo´s. una de las barras da a una pileta donde hay desperdigadas por el fondo monedas exclusivas. el que las bucea toma gratis. pero no vale hacer snorkel. o capaz que vale, no sé, yo después me arrepentí. si lo que buscás en cambio es arrancarte la cabeza, andá a bliss, una disco muy grande pero con onda. podés conseguir entradas gratis todos los domingos en una carrera de cangrejos que organizan en el bar de al lado. tip proyecto shamrock: el 34 tiene problemas. los martes a la noche la isla entera se mete adentro de lady c. no sé si se llena porque es costumbre o por lucy, la checa que hay en la barra con cara de soy un amor. si a esta altura ya te quedaste sin plata podés intentar recuperarla en alguno de los casinos. yo dolido por lo del cangrejo intenté obstinadamente con el 34 hasta que me di cuenta que la culpa no la tenía el bicho. el 34 es mufa. decidí entonces probar suerte con el black jack pero me equivoqué de mesa y me senté en la de los millonarios. dos manos me duró el status. y bueno, si todo lo demás no te llena siempre queda platinum, que tiene nombre de cabarulo y por supuesto que lo es. según lo que me contó un amigo invisible vale la pena. aunque no es recomendable si al día siguiente tenés pensado bucear. yo andaba lo más pancho a 3 metros de la superficie cuando un tiburón del tamaño de una f-100 con cúpula me pasó de largo. pasó a cierta distancia, lo cual es mucho peor, porque si pasa enfrente o te mordisquea o sigue viaje; pero cuando te pasa lejos te consumís el oxígeno de golpe pensando ¿me vio o no me vio? menos mal que no me vio.

2 comentarios :

  1. Lo tuyo es aplaudible, digno de un pasacalle como minimo en la 9 de Julio. Te envidio con todas mis ganas.

    ResponderEliminar
  2. Me uno al comentario de Juancho.

    ResponderEliminar