rozando la caradurez

con tanto semáforo y bocinazo me volvieron las canas. razón más que suficiente para tomarme una semana y escapar de la rutina (?). o mejor 10 días, ya que estamos (?)(?). al principio se me cruzó por la cabeza flotar a la deriva en una cámara de tractor, pero después me incliné por un apartamento en un condominio a todo trapo que martín gentilmente me prestó. como yo muy billonario no soy le di tres vueltas en scooter a la rotondita que hay frente a la recepción porque me daba vergüenza dársela al valet parking para que me la estacione. el resto del complejo lo disfruté a pleno. tal vez demasiado: tanto jacuzzi me cayó mal. la consecuencia fue una tocesita timidona que asomó una semana más tarde y que al cabo de otras dos mutó en un catarro terrorista. paseando por la ciudad mientras estuve sano descubrí varios patrulleros estacionados a los costados de las calles. policías ninguno, ni adentro ni afuera [view photos!]. es que no hacían falta. con una soberbia estrategia que merece un nobel de algo, el miami police department se dio cuenta de que cuando la gente los ve instintivamente baja la velocidad, se descarta los vicios y pone los guiños. si hasta yo miraba por el espejo retrovisor con tal de aparentar prudencia. otra cosa que me encontré fue el museo de los niños. para ingresar era condición sine qua non estar acompañado de al menos un niño. al rato les demostré que al chico que todos llevamos dentro yo también lo llevo por fuera; y pasé. una maravilla el lugar. y las fotos fueron de las pocas que sobrevieron a mi antibackup. suerte que también se salvó la de la mujer arbusto con bolsas de compras. yo le aposté a tata que se trataba de una señora a la que el marido la había plantado porque se había ido de shopping. y hablando de vos, tata, todavía no sé si darte las gracias o pedirte perdón. la pasé tan bien que te hice mal. no aprendo más, esto de viajar de un lado a otro está buenísimo pero no trae finales felices. vos te quedaste haciendo puchero y yo me tuve que consolar con unas crocs, que dicho sea de paso son como tener a un chino haciéndote acupuntura mientras vas caminando. ahí llegaron los refuerzos, nos fuimos.

3 comentarios :

  1. Mientras espero con el acolchado hasta el cuello que pasen las horas para que juegue Argentina, te veo postrado en ese hotel y me da ganas de darte un abrazo.

    Ya pasé de la envidia, de la ira asesina, todo. Ya llegué a las ganas de darte un abrazo...

    Así que bueno, que se yo... un abrazo grande! :P

    ResponderEliminar
  2. milton, tu comentario es cábala.
    sabelo.
    otro abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Sería genial poder hacer un viaje así!!!
    En primer lugar, te envío un cordial saludo desde Chihuahua, Chih. México.
    He estado visitando y conociendo los blogs que participan en los Premios 20 blogs. Deseo mucha suerte y muchos votos para tu blog; aprovecho para invitarte a visitar mi blog que fue creado con la intención de publicar mis artículos semanales de opinión que muchas veces son censurados por la mayoría de los medios de comunicación que son controlados por el gobierno del Estado.
    Tristemente Chihuahua se ha convertido en uno de los lugares más peligrosos por la ola de violencia generada por el crimen organizado; el periodismo se ha convertido en uno de los oficios más peligrosos; pero mi lema es: prefiero morir hablando, que callada. Y es que quiero a Chihuahua de regreso… ese Chihuahua que mundialmente era conocido por sus bellos paisajes, por su gente valiente noble y leal, por su grandeza en general…. y no por la violencia que ahora impera. (Mi artículo: “Crimen, cámara, acción” lo explica mejor).
    Te invito a que conozcas mi blog que participa en la categoría Actualidad; ojalá sea de tu interés.
    http://lablogoteca.20minutos.es/laecita-blog-mi-derecho-a-la-libre-expresion-18859/

    ResponderEliminar