y yo que había pedido una islita con palmeras

¿quién fue el que inventó eso de que si te ponés un caracol en la oreja escuchás el ruido del mar? no recuerdo bien cuándo fue, pero un día descubrí que si hacés lo mismo con un tarro de mermelada escuchás el mismo sonido. la desilusión fue más grande que cuando descubrí que los reyes magos eran los padres. cuando sos chico cuesta asociar que tu vieja te reta porque entraste a la casa con las zapatillas embarradas pero después te alienta a que pongas pasto para que al día siguiente entren no uno sino tres camellos. cuando descubrí la patraña seguí poniendo los zapatitos en la puerta de mi cuarto, un poco por mis viejos y otro poco por mí y mi colección de playmobiles. pero lo de los caracoles fue un golpe bajo. estaba tan bueno eso de agarrar un caracol y que me lleve al lugar donde fui tan feliz durante 18 años. qué sé yo, como que con un tarro de mermelada pierde romanticismo. en la paloma no hay muchos caracoles, pero el otro día vi uno y se me dio por escribir 191 palabras de eso. gran lugar la paloma. me hubiera gustado quedarme más tiempo, sacar más fotos [view a few photos!] y juntar más caracoles, pero el otro día aparecieron los reyes magos y me llevaron hasta st. marteen para navegar en el velero más lindo del mundo, recorrer el caribe y sus fondos de pantalla y después cruzar el atlántico y seguir de gira por el mediterráneo. reconozco que no fue una decisión fácil, ya que al mismo tiempo también recibí una tentadora oferta para trabajar como alfil en un ajedrez humano. a fin de año vuelvo al shamrock a seguir creyendo que para que los sueños se cumplan hay que soñar despierto. felices reyes para todos los que sabiendo que eran los padres, siguieron dejando los zapatitos en la puerta.

2 comentarios :

  1. Grande Burro...
    Despues de hablar por tel. en conferencia con vos y con Nacho (Pingo) esperaba mas noticias tuyas de como te habia ido.
    Me alegra mucho y me da envidia tambien (existe la envidia sana?) esto que estas viviendo que por otro lado no se si me animaria (independientemente de mi situacion fliar. con mujer e hija).
    Te acompaño en el sentimiento con lo del frasco de mermelada, vivi algo similar solo que a mi me paso creo que fue con una tapita de desodorante en aerosol...

    Saludos y segui escribiendo.

    Fernando Jarach

    ResponderEliminar
  2. Anónimo7/2/08 13:20

    Burro... siempre quise llegar a La Paloma en un velero,... lástima que no me animé... pero bueno al menos me siento realizado a través tuyo...
    Te felicito y me alegro que te hayas jugado por tu propio proyecto !
    Ya nos volveremos a ver algún día
    Un saludo

    Nico Outeda

    ResponderEliminar