lo importante es abandonar

hace poco me hice una escapada a buenos aires para correr la rolex cup con unos amigos. aproveché que en el Fleur de Meninges se come lindo y me fui con los franceses porque iban para el mismo lado. comimos regio, sí, aunque tardamos casi lo mismo que si hubiera ido nadando. llegué, me comí un asado en lo de nacho y zarpamos en el éxodus rumbo a punta del este. sabíamos que se iba a venir un temporal así que tomamos los recaudos necesarios para que nos agarre bien parados. el temporal resultó ser bastante más fuerte y más largo, por lo que nos metimos los recaudos en el orto. después de ponerle el pecho a las olas y al frío durante horas, supimos que si manteníamos el rumbo nos íbamos a ir contra la costa antes de poder virar montevideo. a nosotros nos gusta el whisky y el rock and roll, pero también nos gusta llegar vivos a un puerto, en la medida de lo posible. por eso abandonamos. dimos media vuelta y encaramos para sauce, un bonito puerto uruguayo donde hay una papelera que despide un barandazo insoportable; y también hay pizzerías, bares y chicas lindas. por esas cosas del destino, el puerto queda enfrente de la papelera y lejos de las pizzerías, los bares y las chicas. al día siguiente no todos teníamos el mismo entusiasmo para correr las regatas que quedaban en punta del este, así que optamos por ir a riachuelo, otro puerto uruguayo muy lindo pero con olor a asado. el único problema cuando seis amigos conviven en un barco de ocho metros es cuando hay uno que ronca. la palabra no es ronca, la palabra es truena. los métodos tradicionales del estilo zapatillazo no surtieron efecto alguno en el soñador de volcanes. cuando lo despertamos para preguntarle si al menos podía dormir boca abajo, nos dijo sin abrir los ojos: no no, así estoy bien. al día siguiente se tiró encima de la granada y tomó la valiente decisión de dormir afuera. y ahí dormimos todos. esta vez por problemas técnicos me quedé corto de fotos [view a few photos!]. en cuanto a la olympus que reemplazó a la canon que se fue al agua, es como si le hubieran puesto el codificado. le estaba sacando fotos a un lobo marino y la pantalla se llenó de rayitas. encima, el lobo marino pedorro ni siquiera estaba cerca.

5 comentarios :

  1. Anónimo2/2/09 22:34

    gracias burro por manetener en el anonimato el nombre del roncador.. la verdad que nos hizo pasarla para la mierda pero no se merecia tamaño escrache tampoco....

    ResponderEliminar
  2. tenés razón, se me pasó. se llama nacho barrenese, dueño del pingo, navegante de aquéllos y mejor amigo. hay una cucheta en el shamrock que espera ansiosamente soñar con sus ronquidos. y yo también.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo9/2/09 13:41

    che noto algo de mala onda en este ultimo post........... extrañas europa?

    ResponderEliminar
  4. extraño que me salga el 8 en la ruleta del barquillero, pero no sé si viene al caso.

    ResponderEliminar
  5. Dónde estas marinero bengali?. Que nueva aventura estaras viviendo? No te olvides de tus blogseguidores..

    ResponderEliminar